5 Razones Que Te Convencerán A Vivir Sin Lácteos

 

5 razones que te convencerán a vivir sin lácteos

Desde hace décadas y aún en la actualidad, los lácteos y sus derivados son considerados alimentos indispensables dentro de una dieta balanceada. La ciencia y el activismo por los derechos de los animales han demostrado que, lejos de ser necesarios, la fama de los lácteos es producto de grandes estrategias comerciales

 

¿Qué son los lácteos?

Empecemos por lo básico: se consideran lácteos a todos los alimentos que derivan de la leche. Por ejemplo: los quesos, los yogures, la mantequilla, la crema de leche y la leche en polvo. La mayor parte de ellos proceden de la leche de vaca. Pero también se consume leche de oveja, cabra, búfala y otros animales. 

Los riesgos de consumir estos productos son más altos de lo que crees. Contrario a lo que vemos en algunas fuentes oficiales y en la publicidad, el consumo de lácteos afecta negativamente a los animales, el planeta y la salud de los seres humanos. 

 

¿Por qué vivir sin productos lácteos?

1: Su ingesta se relaciona con diversas enfermedades

Son muchos los estudios publicados en diversas revistas médico-científicas que aseguran que el consumo de lácteos puede agravar problemas de salud o ser la causa de ciertas enfermedades. 

En el 2019, un comité de 12.000 médicos en Estados Unidos advirtió sobre el cáncer en los quesos. Un nuevo estudio, publicado en International Journal of Epidemiology, evidencia la estrecha relación entre el consumo de lácteos y el cáncer de seno. 

Según diversas fuentes científicas, incluir estos alimentos en la dieta se desaconseja totalmente en casos de:

  • Trastornos dermatológicos
  • Deficiencias enzimáticas o genéticas, alergias e intolerancias alimentarias
  • Enfermedades del oído, garganta y nariz
  • Trastornos y enfermedades del sistema digestivo
  • Enfermedades musculoesqueléticas
  • Problemas renales
  • Enfermedades ginecológicas y hormonales

Además debemos recordar que, dentro de las granjas industriales, las vacas desarrollan enfermedades como la mastitis, cuya pus se filtra en los productos que encontramos en las góndolas del supermercado. 

 

2: las vacas sufren una crueldad inmensa

Las vacas son las principales víctimas de este circuito productivo, que las insemina a diario para que produzcan 20 mil litros de leche por día. La verdad sobre los lácteos es que su producción encarcela, maltrata y mata a los animales. 

Si quieres profundizar sobre este tema, te recomendamos leer este artículo que escribimos. Detallamos cómo es la vida de las vacas dentro de este sistema, cómo es su fin y qué pasa con los terneros. 

También puedes ver el nuevo documental de Netflix, The Milk System, que sigue de cerca toda la cadena de producción y revela la verdad sobre la leche: cómo impacta en la salud, el planeta, los animales, la política y las grandes corporaciones. 

Como siempre decimos en VidaVerde: nadie necesita la leche de una vaca, excepto otra vaca. 

leche de vaca

3: la producción de lácteos y derivados daña el medio ambiente

El suelo, el agua, el aire, y el hábitat de la flora y fauna del lugar se ven afectados negativamente por este sistema de producción. Siendo muy breves, la industria láctea deteriora los ecosistemas y derrocha alimentos que podrían destinarse a acabar con el hambre mundial. 

Para que te des una idea: se necesitan más de 1,000 litros de agua para producir 1 litro de leche y más de 5,500 para producir 1 de mantequilla. Pero, además de utilizar muchísima agua, las granjas contaminan los ríos y cursos de agua que se encuentran cerca. 

Sin embargo, hay un problema aún mayor: la cantidad de cereales que se necesitan para alimentar a las vacas. En cifras exactas, se necesita 1 kilo de pienso (una mezcla de cereales y soja) para producir 1 litro de leche. Ten en cuenta que, para producir estos alimentos y transportarlos, se usan fertilizantes, pesticidas y combustibles fósiles. Todo esto tiene un alto impacto en el medio ambiente. 

Como si fuera poco y según el Panel Internacional de Cambio Climático, los gases de metano que emiten las vacas contribuyen al cambio climático. Para producir 7,000 litros de leche, una vaca puede llegar a emitir 140 kilos de metano al año. Esto es equivalente a recorrer 8.000 kilómetros en coche.

lácteos

 

4: la fama de los productos lácteos es consecuencia del marketing

Hay una pregunta que, por más que sea incómoda, debemos responder. ¿Quiénes se benefician del consumo de la leche y los alimentos con lácteos? Las grandes corporaciones que, lamentablemente, financian numerosas instituciones médicas y científicas. Las mismas instituciones que, luego, comunican que los lácteos son indispensables para la salud humana. 

Por eso creemos que la información es poder. Si corremos los velos, mejor podremos ver y, por lo tanto, decidir acorde a nuestros valores y filosofías de vida. 

 

5: las fuentes vegetales de calcio son más saludables (y no explotan animales)

Si eres vegan, seguro te habrán preguntado por la proteína (en este artículo encuentras toda la info que necesitas para responder) y por el calcio. Existe el mito de que el consumo de lácteos es clave para tener buenos niveles de calcio y, por lo tanto, huesos sanos y fuertes. 

La realidad es que las fuentes vegetales de calcio son de excelente calidad, incluso mejores que las de origen animal, ya que no incluyen ningún tipo de antibióticos, químicos ni conservantes. 

Puedes encontrar calcio en muchas plantas: frijoles negros y blancos, tofu, col rizada, brócoli, almendras, pasta de sésamo, leche o yogur de soja, almendra o coco. En este artículo encuentras cómo debes consumir estos alimentos y las porciones necesarias para cubrir la dosis de calcio que necesitas en una dieta vegana. 

 

En conclusión

La producción de lácteos impacta negativamente en el planeta y violenta la vida de las vacas. Por otro lado, su consumo no es saludable para los seres humanos.

¿Piensas que vas a extrañarlos? Antes, mira estas recetas:

Romper mitos, transformar creencias y cambiar nuestros hábitos toma tiempo. Esperamos que estas razones te ayuden a disminuir el consumo de lácteos paulatinamente. Investiga, consulta con tu médic@ (si es especialista en alimentación plant-based, ¡mejor!) y rodéate de gente que se sienta como tú. 

Aquí estamos para ayudarte en este camino. Te compartimos una GUÍA GRATUITA sobre los REEMPLAZOS VEGANOS. Haz clic en la imagen de aquí abajo para descargarla 🙂 

 

¿Te gusta este contenido? ¡Compártelo! 

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Total Page Visits: 1124
Celeste Condoleo

Celeste Condoleo

Content Creator & Writer. Colecciono poemas y fotos de comida vegana. Sígueme en @celestcondo o envíame un e-mail a celeste@vidaverde.co

También Te Podría Interesar:

×
×

Carrito