Construyendo hábitos saludables: ¿Cómo motivarse para ir al gimnasio?

Aquellos que buscan vivir de forma más saludable y alineada con lo que necesita nuestro cuerpo, muchas veces eligen ir al gimnasio para cumplir con la ración semanal de ejercicio físico y sentirse con más energía. Pero en la práctica, es muy difícil sostener una rutina de ejercicio físico si no creas una estrategia que te permita mantenerte motivado y entretenido. En este post, te contamos los principales motivos por los que deberías realizar actividad física con regularidad, y seis consejos que te servirán para mantenerte motivado. ¡Sigue leyendo!

¿Por qué deberías hacer ejercicio físico?

Quizás una de las mejores estrategias para motivarte a la hora de ir al gimnasio es conocer todos los beneficios que ofrece el ejercicio físico a nuestra salud. Aquí están algunos de los beneficios más destacados, que te ayudarán a mantenerte activo y comprometerte con tu rutina de gimnasio.

El ejercicio físico es bueno para tu salud porque:

Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas: El ejercicio puede ayudar a reducir el colesterol malo y aumentar el bueno. Ambos reducen el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. La actividad física regular ayuda a prevenir enfermedades como las cardiopatías, la hipertensión, la diabetes de tipo 2 y algunos tipos de cáncer.
Aumenta tus niveles de energía: Hacer ejercicio le ayuda a llevar más oxígeno a sus células, lo que puede conducir a un aumento de la energía y la resistencia con el tiempo.
Mejora tu salud mental: El ejercicio libera endorfinas, que pueden ayudar a aliviar la ansiedad, el estrés y la depresión al mejorar el estado de ánimo. También aumenta la producción de serotonina, responsable de la sensación de felicidad y bienestar.
Ayuda a mantener un peso saludable: Hacer ejercicio con regularidad y alimentarte de forma saludable puede ayudarte a mantenerte sano y evitar problemas por sobrepeso, o de peso por debajo de lo que necesitas.
Dormirás mejor: El ejercicio puede ayudar a que te resulte más fácil conciliar el sueño y mantenerlo.

En México, estudios realizados por el gobierno muestran que más de la mitad de la población joven no realiza ejercicio físico con regularidad.

El problema de la motivación: ¿Por qué abandonamos nuestras rutinas de gimnasio?

Cuando comenzamos a ir a un gimnasio tenemos muchas expectativas y ganas de cumplir nuestros objetivos. No obstante, buena parte de los nuevos miembros del gimnasio con el tiempo comienza a desmotivarse. El trabajo, la falta de planificación, y la desmotivación suelen ser las culpables de que nos frustremos con la actividad física

¿Cómo se relaciona la actividad física con la motivación?

Para hablar de motivación, primero deberíamos hablar de educación. Y aunque muchas veces lo demos por sentado, lo cierto es que la educación en relación con la actividad física es muy importante desde que somos niños. La educación inicial que recibimos en la escuela es fundamental a la hora de desarrollar una motivación intrínseca por hacer deporte o actividad física. 

Si te has quedado con una idea negativa sobre el gimnasio y el ejercicio físico, es muy probable que te cueste mucho seguir un entrenamiento o ser constante a la hora de realizar deportes. Pero ¡todo tiene solución! La clave está en encontrar esa motivación intrínseca que te lleva a disfrutar del entrenamiento, deseducándote de las malas prácticas que puedes haber adquirido desde niño, pensando al ejercicio físico como una obligación que tienes que cumplir cuando te encuentras en edad escolar. 

Para romper con nuestros hábitos sedentarios y encontrar la fuerza interna que se necesita para comprometerse con la salud, te mostramos algunas claves que te ayudarán a mantenerte motivado y con tu mente puesta en los buenos resultados que conseguirás para tu cuerpo.

6 formas de motivarse para ir al gimnasio

¿Te encuentras listo para comenzar tu rutina, pero tienes miedo de perder la motivación? Aquí hay algunos consejos que te ayudarán a generar interés genuino en la actividad física, y te motivarán para que puedas sostener tu rutina en el tiempo:

1.    Piensa en los beneficios

Pensar en los beneficios a corto y largo plazo nos motiva a no caer en una rutina aburrida que solo cumplimos por compromiso. Si conoces los beneficios que ofrece el ejercicio físico, tendrás el impulso necesario para lograr tus metas, mejorar tu autoestima y alcanzar la satisfacción que puedes encontrar en la autosuperación.

Cuando sientas que todo lo que haces en el gimnasio no resulta en nada tangible, vuelve a la lista que compartimos en el inicio del post para recordarte a ti mismo que el ejercicio es un pilar fundamental en una vida saludable.

2. Busca compañía

La compañía de amigos o seres queridos hará más divertida y motivacional la visita al gimnasio. No es lo mismo ir solo que con un compañero. Además de divertido, ir con otra persona al gym es una especie de compromiso que debemos cumplir tanto con el otro como con nosotros mismos a no faltar a clases.

pareja entrenando juntos en el gimnasio

Además, es fundamental que elijas un gimnasio que pueda aportarte contención y compañerismo. Si necesitas un gimnasio en Aguascalientes, puedes apuntarte en SmartFit, donde profesores especializados te acompañarán en cada etapa de tu entrenamiento.

3. Pon música que te guste

Probablemente, has visto a muchas personas que hacen ejercicios con los audífonos puestos y esto es porque la música es un gran estimulante a la hora de ejercitarte. Una gran estrategia para hacer del gimnasio un lugar más agradable es armar tu propia música de reproducción con los temas que más te gustan. Luego, puedes armar sublistas que se adapten a tu ritmo de entrenamiento

Otra buena idea es escuchar un podcast, un audiolibro o lo que desees mientras corres o estás caminado en la bicicleta electrónica, así te distraerás y podrás realizar tu actividad física sin aburrirte. 👉 Sigue leyendo 5 Podcasts Para Inspirar Tu Vida

4. Elige un gimnasio cerca de ti

Otra gran estrategia para luchar contra las excusas es elegir un gimnasio que se encuentre cerca de tu casa o tu trabajo. De esta forma te será mucho más fácil llegar a él y concurrir regularmente

El transporte, la agenda o el clima son las excusas más usadas, pero si el sitio donde entrenas está cerca de tu casa, es más probable que te comprometas con tu entrenamiento.

5. Comienza con poco

Tendemos a pensar que ejercitar en un gimnasio significa el gran sacrificio de pasar al menos una hora de sufrimiento para nuestro cuerpo. Pero esto no puede estar más lejos de la realidad. Incluso los entrenadores más reconocidos del mundo recomiendan comenzar poco a poco, de menos a más.

A medida que tomes resistencia irás viendo tu evolución, y esto se traducirá en una mayor motivación para seguir entrenando y tomar el hacer ejercicio como parte de tu vida. Luego podrás sumas más repeticiones y ejercicios, pero la clave está en comenzar de a poco. 

6. Establece recompensas

Una de las mejores formas de crear una disciplina con nosotros mismos es establecer recompensas por lo logrado, y esto lo podemos aplicar en la práctica de ejercicios también.

La recompensa en este sentido no tiene por qué ser tomar un día para excederse de comida chatarra y alimentos azucarados, porque estarás perdiendo todo lo logrado.

Puedes recompensarte con pequeñas cosas, como por ejemplo ponerte como recompensa ir al cine si logras acudir tres días de entrenamiento seguido. También puede ser comprarte algo que desees mucho, como un libro o una prenda de indumentaria que te fascina. Cualquier detalle, por mínimo que parezca, puede ser usado como premio personal por tus logros.


Mantenerte activo y saludable es posible si encuentras ese impulso interno que necesitas para comprometerte con un entrenamiento. La próxima vez que te propongas ir al gimnasio, recuérdate los beneficios de la actividad física, y crea estrategias que te permitan mantenerte motivado. ¡Tú puedes lograrlo! 👉 Sigue leyendo 20 Hábitos Saludables Para Empezar Bien Tu Día

Total Page Visits: 1635

También Te Podría Interesar:

×
×

Carrito