Protector Solar: ¿Es Tan Imprescindible? Sí, Y Esto Es Lo Que Tienes Que Saber

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Protector Solar: ¿es tan imprescindible? Sí, y esto es lo que tienes que saber

Llega el verano en el hemisferio sur y, con él, la época del protector solar. Sin embargo, muchas personas que se dedican a la cosmetología recomiendan usar protector solar todo el año. ¿A qué se debe? A la radiación solar. Un proceso vital para los organismos en nuestro planeta, pero que también tiene su lado oscuro.

¿Qué es la radiación solar?

El sol emite ondas electromagnéticas de diferentes energías. Las que mayormente nos alcanzan son los rayos ultravioleta (UV), la luz visible y la radiación infrarroja (IR).

  • Los rayos UV son invisibles a nuestros ojos. Son de alta energía y al entrar en contacto con nuestra piel pueden provocar diferentes reacciones. En particular los UVB pueden dañar la epidermis (capa de piel externa), aunque no la atraviesan: enrojecimiento, quemadura solar y predisposición al cáncer de piel ya que son capaces de alterar el ADN. Los rayos UVA, menos energéticos que los UVB, pueden alcanzar la dermis (capa de piel que se encuentra entre la epidermis y la hipodermis) y provocar hiperpigmentación, fotoenvejecimiento y también predisposición al cáncer de piel. El nivel de radiación UVA es elevado todo el año aún en días nublados y el vidrio no los detiene. 
  • Dentro del rango de la luz visible, los rayos que se encuentran más cercanos a los UV son llamados “luz azul”. En nuestra piel reaccionan de manera análoga a los UVA y por lo tanto son responsables también de la hiperpigmentación y el fotoenvejecimiento cutáneo.
  • Los rayos IR son los de menor energía, pero tienen una capacidad no despreciable de alterar la calidad de las fibras de colágeno y elastina.

¿Cómo evitar el daño de la radiación solar en la piel?

Spoiler alert: usando protector solar. Y, además de minimizar la exposición directa al sol, debemos emplear cosméticos que contengan dos ingredientes claves: filtro solar y antioxidantes.

El filtro solar es el componente que evita que la radiación alcance nuestra piel. Existen dos tipos de filtros:

  • Filtros inorgánicos (o físicos): son el óxido de zinc y el dióxido de titanio. Actúan reflejando una gran parte de la radiación. Son de amplio espectro y reflejan la radiación solar tanto en la zona ultravioleta como también en la zona visible y del infrarrojo. Por este motivo se los suele denominar “pantalla”. No se absorben en la piel por lo que el riesgo de alergia o reacciones cutáneas es prácticamente nulo. Por este motivo son considerados los filtros más seguros y son aptos para pieles sensibles.
  • Filtros orgánicos (o químicos): son moléculas orgánicas (contienen carbono). Se los combina para lograr una protección de amplio espectro. Actúan absorbiendo la radiación UV y transformándola en calor. Pueden absorberse por la piel y de ahí surge el alto riesgo de intolerancia. Muchos están siendo cuestionados por su seguridad para el organismo y para el medio ambiente o por falta de información suficiente al respecto. Y ya se han prohibido algunos como la Oxibenzona (Benzofenona-3) y el Octinoxato (Etilhexilmetoxicinamato).

Los antioxidantes, que en este contexto podemos llamar “filtros biológicos”, son la clave para revertir el daño provocado por la radiación que no llegamos a filtrar. Neutralizan los radicales libres formados evitando que éstos reaccionen con nuestras proteínas y ADN. Los más empleados son las vitaminas A, C y E.

¿Cómo elegir un protector solar adecuado para cada necesidad?

Estos pueden ser los factores a tener en cuenta:

  • Seguridad: se debe elegir productos aprobados en ANMAT.
  • El Factor de Protección Solar (FPS): este es el valor que nos da idea del grado de protección del producto. A partir de un valor de 20, un aumento del FPS no se traduce en un gran aumento del nivel de protección. Por ejemplo, un producto con un FPS 30 frena el 97 % de la radiación mientras que un producto con un FPS 50 lo hace en un 98 %. Por eso un FPS 30 ya es suficiente para cualquier tipo de piel sin patologías o prescripción médica específica.
  • La duración en agua: puede no estar indicada o puede aparecer como “resistente al agua (40 min)” o “muy resistente al agua (80 min)”. Un protector con alta resistencia al agua presenta una seguridad mayor ya que es más difícil de correrse por el tacto o la transpiración.

Para cuidar el medio ambiente, ¿cuál es el mejor protector solar?

Se deben tener en cuenta dos aspectos clave:

  • Que los filtros sean inorgánicos (físicos).
  • Que los restantes ingredientes de la fórmula sean también de origen natural.

Y dado que los protectores deben atravesar una serie de testeos, asegurémonos de que se hayan realizado en voluntarios y no en animales. 

Los protectores solares Wenear cumplen con todas estas características, por eso son los más seguros tanto para nuestra salud como para el medio ambiente. Además, hay algunas opciones que son aptas para veganos. Si te encuentras en Argentina, lo puedes encontrar en circulonatural.com  

protector solar

Citas:

  • Offarm (Elsevier) Deiry Marín, Alfonso del Pozo V. 24. N.9. p. 175-178 (Octubre 2005)
  • “Harmonized Search Sun Protection”, A. J. Gradim. in-cosmetics Latin America (São Paulo, Brazil, Oct-2019)
  • Skincancer.org

Por: Natalia Escola Fundadora de Wenear

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress
Error: No hay una cuenta conectada para el usuario 17841406733242418.
Total Page Visits: 643
Círculo Natural

Círculo Natural

circulonatural.com es un supermercado virtual que promueve el consumo consciente. Comercializamos productos que priorizan la conservación del medio ambiente, la igualdad social y el bienestar de la salud humana. Hacemos una especial curaduría de las marcas; verificamos el origen, las certificaciones y los registros, para asegurar al comprador productos sostenibles.

También Te Podría Interesar:

×
×

Carrito