15 Formas En Las Que El Minimalismo Mejora Tu Vida

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

15 Formas En Las Que El Minimalismo Mejora Tu Vida

Podríamos decir que el minimalismo es la alegría de vivir con menos. ¿Menos qué? Pertenencias, pesos, cargas. Pensábamos que ser minimalista es tener menos cosas, pero este estilo de vida va mucho más allá. ¿Te atreves a dar un vistazo?

¿Qué es el minimalismo?

Es una práctica que nace bajo la premisa de que menos es más. Las personas que experimentan el minimalismo no buscan vivir sin nada, dejar de comprar cosas o tener posesiones. 

Su objetivo es poseer, lo que sea, con un sentido y un fin. ¿Para qué? Para concentrarse en lo que realmente importa. 

Seguro estás de acuerdo con nosotras: en nuestra sociedad, el consumismo es motivo de estrés, de insatisfacción y de mucho daño para el planeta Tierra. 

Por eso, el minimalismo surge como contrapropuesta al consumismo. Nos dice: fíjense qué pasa cuando no buscan la felicidad en los objetos materiales. ¿No sienten más libertad? ¿No caminan con más liviandad? ¿No cuidan más su entorno?

La propuesta es quedarnos con lo esencial. Cuidar, restaurar, consumir de forma consciente y responsable

¿El minimalismo tiene diferentes significados?

Más que tener diferentes significados, lo que tiene es diversas formas de llevarse a cabo. Podemos ser minimalistas en nuestro hogar, en nuestras pertenencias, en nuestros pensamientos cotidianos. 

También existe el arte minimalista y el diseño minimalista. Todos, con la premisa de que se puede hacer más con menos. 

Minimalismo, un documental sobre las cosas importantes fue uno de los encargados de difundir este estilo de vida alrededor del mundo. Es una película que sigue de cerca a Joshua Fields Millburn y Ryan Nicodemus, dos ejemplos del minimalismo.  Te compartimos el trailer aquí abajo.

Ya es tiempo de ver cómo el minimalismo puede mejorar nuestra vida, ¿no? ¡Allí vamos!

1: Crea espacios funcionales

El minimalismo te propone liberarte de los objetos que ya no usas, de los que guardas “por si acaso” y de los que no te generan felicidad (sí, muy en línea con Marie Kondo). 

Así, tu hogar se volverá un espacio simple, funcional, fácil de ordenar y de limpiar. Y, especialmente, propicio para que tu creatividad vuele alto.

2: Te ayuda a consumir responsablemente

Las exigencias de la “última moda” desaparecen. Consumir tiene un sentido y un fin. Y aplica a todos los aspectos de la vida: los alimentos, la ropa, la energía que utilizas cada día. 

3: Cuida el medio ambiente

La ecuación es simple y hermosa. Menos consumo = menos basura = menos impacto en el medio ambiente

4: Recicla, reutiliza y preserva 

Al consumir menos, aparece el reciclaje como una de las claves del minimalismo. Las compras dejan de ser impulsadas por satisfacciones efímeras y se busca la preservación de los objetos. ¿Y lo que decides dejar ir? Se regala, se dona, busca una segunda vida.

5: Optimiza tu tiempo

Otra ecuación del amor: tener menos cosas es igual a tener menos preocupaciones. La productividad aumenta, la energía sube y dedicas tu tiempo a lo que es fundamental para ti. 

6: Te permite ahorrar más

Las ompras son a conciencia, no para satisfacer una necesidad inmediata. Elegir no acumular tantas cosas te permite proyectar a largo plazo con mayor capacidad, recortar los pequeños gastos cotidianos (¡que suman mucho!) y priorizar los deseos del corazón.  

7: Busca experiencias en lugar de objetos

La pregunta del minimalismo es: al final del día, ¿qué te da más felicidad? ¿Lo que compraste o lo que viviste? El foco está en aprender, viajar, experimentar y juntar anécdotas, en lugar de posesiones. 

8: Te invita a estar en armonía con la naturaleza

Un ejemplo hermoso de vida minimalista son aquellas familias que montan su casa en una van y salen a recorrer el mundo, con la certeza de que la naturaleza es el mejor lugar donde estar. 

Cuando no te dejas encandilar por lo material, intuitivamente buscas estar más cerca de la tierra, de los rincones maravillosos de este mundo, del mar y del bosque. ¿Qué opinas?

9: Ayuda a otras personas

En la transición hacia una “vida con menos”, descartar no tiene ningún sentido; pero donar y regalar sí. Especialmente, si ayudas a otras personas en el camino. 

Además, tendrás más posibilidades (en cuestión de tiempo y dinero) para contribuir con causas que resuenan contigo. 

 10: Le dice adiós a la insatisfacción 

Ya dijimos que la sociedad de consumo nos hace perseguir una felicidad ilusoria.

Si vamos un poquito más profundo, nos damos cuenta que nada que venga del exterior puede hacernos genuinamente felices. Ni el último móvil, ni la mejor ropa, ni un coche nuevo. 

Soltar la presión de poseer, también permite soltar la insatisfacción y encontrar la alegría en lo simple

11: Te ordena y da claridad

Aunque no lo creas, acumular objetos y posesiones puede generar estrés. Si te liberas de pesos extra, el orden aparece con naturalidad en tu vida. Y un día a día ordenado, te permite pensar con más claridad. 

12: Te invita a buscar tu propósito

Cuando la claridad aparece, tu propósito se hace más visible. No nos referimos a la “misión del alma”, sino a los pequeños propósitos que están alineados con los deseos que vienen de tu interior, y no del exterior. 

 13: Más conexión espiritual

Tener más tiempo, energía, orden, claridad… todo te invita a mirar tu mundo interno y conectarte con tu lado más espiritual. No tiene que ver con la religión, sino con tu capacidad de reconocer el amor en todas sus formas

14: Aumenta tu libertad

Dicen que aferrarse a las cosas materiales es una forma de esclavitud. Menos ataduras y apego a lo material… ¡más libertad para elegir, probar, cambiar

15: Deja atrás la comparación 

La carrera por “tener más” se esfuma. Los pensamientos que te comparan con los demás también empiezan a ser “minimalistas”. Ahora caminas con la certeza de que la felicidad no es poseer, más bien ser

Quizás, esto puede sonar inalcanzable o utópico. Pero lo cierto es que, si te lanzas a la experiencia, te encontrarás con nuevas perspectivas y formas de estar en el mundo.

Puedes empezar reflexionando acerca de qué es importante para ti, soltando lo que no necesitas y aplicando la regla del minimalismo «si algo entra, algo se va».

¿Te animas a probar? ¡Te leemos!

Total Page Visits: 780
Celeste Condoleo

Celeste Condoleo

Content Creator & Writer. Sígueme en @celestcondo o envíame un e-mail a celeste@vidaverde.co

También Te Podría Interesar:

×
×

Carrito