10 Acciones para convertirte en un consumidor responsable

El activismo vegano no consiste solo en la práctica de no consumir alimentos de origen animal. Además, persigue ideales de proteccionismo ambiental y consumo responsable. Ser vegano es ser consciente de nuestro impacto en el mundo, entendiendo cómo podemos cambiar el trágico rumbo que está tomando nuestro planeta. 

Si quieres ser parte del cambio, hay mucho que puedes hacer desde casa. En este post, te contamos qué es exactamente el consumo responsable, y qué acciones son clave para convertirnos en consumidores más responsables.

¿Qué es el consumo responsable?

El consumo responsable es una forma más consciente de consumo que satisface las necesidades humanas, al tiempo que protege los recursos naturales y promueve la equidad social. El concepto abarca todo tipo de bienes y servicios: desde la comida hasta la ropa, la vivienda, el transporte y las comunicaciones. También incluye productos financieros como los servicios bancarios y las inversiones, así como servicios intangibles como la educación o la atención sanitaria.

bolsa de supermercado ecológica
Reemplazar bolsas de plástico por bolsas de tela puede ser tu primer paso. Los plásticos de un solo uso representan el 50% de los que se producen cada año. Fuente: Gobierno de México.

Los consumidores responsables son conscientes de su propio impacto en el medio ambiente y la sociedad, y utilizan ese conocimiento para tomar decisiones que apoyen la justicia social y la sostenibilidad medioambiental.

Los consumidores responsables:

  • Entienden el impacto que sus compras tienen sobre las personas, los animales y el planeta
  • Compran productos que no sean perjudiciales para los seres humanos, animales, u otras formas de vida
  • Eligen productos que hayan sido producidos sin explotación o daño a los trabajadores o a los animales
  • Elegen marcas que apoyen las prácticas laborales justas y el abastecimiento ético de materias primas

Tips para ser un consumidor responsable

Tal vez el movimiento Zero Waste suene muy extremo para tu estilo de vida, pero siempre hay algo que puedes hacer para reducir tu huella ecológica. Aquí te contamos diez tips que pueden ayudarte a ser un consumidor más responsable y consciente por su impacto en el planeta.

1. Compra menos cosas

Cuantas menos cosas tengas, menos residuos producirás y menos dinero gastarás en cosas que no necesitas.

Siempre que sea posible, compra artículos usados en lugar de nuevos. Ahorrarás dinero, reducirás los residuos y ayudarás a otros miembros de tu comunidad a encontrar un buen hogar para sus artículos no deseados.

2. Busca productos fabricados con materiales reciclados 

Por ejemplo, la ropa fabricada con algodón orgánico o fibras de bambú, los envases de alimentos hechos con almidón de maíz o salvado de trigo, y los limpiadores domésticos que contienen ingredientes como el bicarbonato de sodio o el vinagre, en lugar de productos químicos agresivos que pueden contaminar los suministros de agua cuando se tiran por los inodoros o los desagües.

cepillos de dientes de bambú
Los cepillos de dientes de bambú son ecológicos y reemplazan el cepillo de plástico tradicional

3. Compra alimentos orgánicos si están disponibles en tu zona

Las granjas orgánicas producen cultivos sin pesticidas ni herbicidas sintéticos que pueden dañar la salud humana y los ecosistemas cuando entran en nuestro cuerpo a través de las cadenas alimentarias. Sigue leyendo 👉 ¿Ya Experimentaste Con El Bolsón Agroecológico?

4. Compra bienes y servicios locales siempre que sea posible

Apoyar a los negocios locales puede ayudar a que nuestra economía se fortalezca, así como a proporcionar puestos de trabajo a los que viven en su comunidad.

5. Infórmate sobre el historial de las empresas que eliges

Lee las etiquetas, comprueba los ingredientes e infórmate sobre el historial medioambiental de las empresas antes de comprar, para saber qué contienen los productos que compras y de dónde proceden. Elige productos de empresas que paguen a sus trabajadores de forma justa.

Camión de Coca-Cola
El greenwashing es una práctica que oculta el impacto ambiental de grandes empresas, mostrando el supuesto lado verde a través de campañas de marketing maliciosas.

6. Compra a granel

Si puedes encontrar productos a granel, cómpralos y guárdalos para usarlos más tarde. Esto es especialmente útil con productos de necesidad básica como el papel higiénico, o el detergente para la ropa. También es bueno para los artículos que tienen una larga vida útil, como los cereales o los productos enlatados.

7. Compra calidad

Compra artículos que sean duraderos, resistentes y fáciles de reparar. Esto ayuda a reducir los residuos cuando los artículos se rompen o se desgastan con el tiempo.

8. Evita las compras compulsivas

No vayas al supermercado con hambre, y no te dejes llevar por las tentadoras vidrieras de las tiendas de paso. Lleva una lista con los productos que realmente necesitas, y apégate a ella a la hora de hacer la compra.

9. Recicla y separa tu basura

El sistema consumista en el que vivimos nos lleva constantemente a comprar artículos de un solo uso con envases que luego debemos descartar de inmediato. Pero tú puedes hacer algo para disminuir el problema de la basura desde tu hogar. 

Infórmate sobre los programas de reciclaje que hay disponibles en tu zona, y separa tu basura para reciclarla. Además, envases como tetrabrik y latas de aluminio pueden ser reciclados en casa con facilidad.

10. ¡Hazlo en casa!

Es cierto que no puedes ser 100% autosuficiente y fabricar todos los productos que necesitas, especialmente si trabajas a tiempo completo. Pero hay pequeñas cosas que puedes hacer en tu hogar para reducir tu consumo y valorar los bienes que posees al mismo tiempo.

Por ejemplo, puedes empeñarte en reparar viejos muebles en lugar de tirarlos, o dedicarte una tarde para cocinar todo lo que comerás durante la semana. De esta manera no solo disminuirás la basura que generas, sino que también ahorrarás dinero y tiempo.

Para convertirte en un consumidor responsable, lo primero que necesitas es conciencia por el impacto de tus acciones en el planeta. El objetivo de este post es listar acciones concretas para ser consumidores más responsables, pero el cambio comienza poco a poco. La próxima vez que hagas la compra, pregúntate: ¿Qué impacto tendrá el consumo de este producto en el ecosistema? Sigue leyendo 👉 Cómo Vivir Sin Plástico

Total Page Visits: 299

También Te Podría Interesar:

×
×

Carrito