3 Recetas De Shampoo Natural Para Hacer En Casa

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

3 Recetas De Shampoo Natural Para Hacer En Casa

No hay productos de cuidado más hermosos que los que son libres de crueldad animal, respetan al medioambiente y están libres de químicos dañinos para nuestro cuerpo. Sé que estás de acuerdo con nosotras. Por eso, te comparto tres recetas de shampoo natural para hacer en casa, con ingredientes fáciles y bien cerquita de la naturaleza. ¿Te animas?

¿Por qué usar shampoo natural?

Solemos pensar que, sin el shampoo y el acondicionador, nuestros pelos se verían fatal. Pero lo cierto es que los ingredientes químicos dañan el cabello poco a poco y lo hacen dependiente de los productos comerciales. 

Los principales ingredientes nocivos que deberías evitar son todos los tipos de sulfatos, PEGs, siliconas, metilisotiazolinona, fragancias o perfumes. En este artículo puedes encontrar el porqué de su toxicidad y todos los nombres bajo los que se esconden. 

¿Has oído hablar de movimiento #NoPoo? Es una tendencia que apareció en los últimos años e invita a dejar de utilizar shampoo y acondicionador. Sí, estás leyendo bien: solo utilizar agua. 

Muchas personas lo consideran una maravilla: sus pelos se han recuperado, tienen brillo y han crecido en volumen. Suena un poco extremo, puede ser, pero de todas formas es una opción a considerar y experimentar en tu propia cabellera. 

Mientras tanto, si te has decidido a decirle adiós a los químicos, puedes probar estas recetas de shampoo natural. 

PST: el ahorro económico también es un factor tentador a la hora de hacer la transición hacia una higiene de cabello natural. ¡Ya lo verás!

Cómo hacer Shampoo Natural

Las plantas, las hierbas y los aceites son los ingredientes principales de todas las recetas de shampoo natural. 

Puedes preparar shampoo sólido o líquido, según tu preferencia. Los sólidos, por su formato pequeño, son perfectos para viajar, especialmente en avión. Además, no necesitan envase ni envoltorio: 0% plásticos

Si acostumbras a usar líquidos pero también quieres evitar el uso de plásticos, puedes reutilizar cualquier envase que tengas en casa. 

Te compartimos 3 recetas diferentes, para que elijas la que más te gusta. Let ‘s shine, babe. 

Shampoo Sólido

Vamos con una receta de shampoo sólido. Un tip: para que no se te consuma tan rápido, asegúrate de utilizar una base para apoyar el shampoo que permita que drene el agua. Te dejamos una foto de ejemplo. 

Los ingredientes que vas a necesitar son: 

  • ⅔ taza de aceite de oliva
  • ⅔ taza de aceite de coco
  • ¾ taza de agua destilada fría
  • ⅔ taza de otro aceite (almendras, uva, nueces, etc)
  • ¼ de taza de lejía, también llamada hidróxido de sodio al 100% 
  • 2 cucharadas de aceites esenciales, opcional

Paso a paso

  1. Ten todos los ingredientes dispuestos y listos antes de comenzar. Deberás avanzar rápidamente en algunos de los pasos.
  1. Cubre tu espacio de creación con periódico o alguna tela sobre la que puedas manchar. Ponte guantes y gafas manipular mejor. Ahora sí: mezcla el aceite de oliva y de coco en un recipiente grande de vidrio o de acero inoxidable. Si el aceite de coco se encuentra sólido, derrítelo previamente. 
  1. Utiliza un recipiente resistente al calor y vuelca la medida de agua. Sin dejar de revolver, vierte lentamente la lejía en el agua (¡nunca al revés!). Continúa revolviendo hasta que la mezcla comience a aclararse. Mientras revuelves, mantente lejos de la olla para evitar oler los vapores que pueden llegar a ser intensos. Cuando la mezcla esté clara, deja que se enfríe a unos 50 grados.
  1. Calienta la mezcla de aceite a 24 grados y vierte lentamente la mezcla de lejía y agua. Revuelve a mano durante 5 minutos. Luego, usa una batidora de mano para mezclar, teniendo cuidado de no introducir aire. Licúa hasta que la mezcla esté espesa como el pudín de vainilla; esto se llama «rastro».
  1. Cuando hayas logrado el rastro, puedes agregar una cucharada de aceite de almendras, ricino, nueces o uva. Este aceite agregará humedad adicional. También puedes agregar los aceites esenciales opcionales en este punto (¡elige los que huelen delicioso para ti!). Revuelve bien para combinar.
  1. Vierte la mezcla en algún molde de silicona y cubre con papel film. Después de 24 horas, colócalo en un trozo de papel pergamino o en una rejilla para hornear. Déjalo en un lugar seco y dale la vuelta una vez a la semana (si usas una rejilla para hornear, no es necesario). ¡Después de cuatro semanas, tu shampoo sólido estará listo para usar! Mientras más tiempo lo dejes en reposo, más suave estará. 

Shampoo Natural Líquido

Si el shampoo sólido no termina de convencerte, aquí abajo te dejamos una video receta para preparar tu shampoo de avena líquido, vegano y zero waste. ¿Qué más pedir?

Hace espuma, deja el cabello suave y limpio y es ideal para pieles delicadas. ¡Atrévete a probar!

Shampoo Natural Casero

Esta receta es un poco exótica. No la probamos aún, pero sus comentarios son muy positivos. El ingrediente poco común son las semillas de aguacate/palta. Al parecer, son increíblemente nutritivas e hidratantes. ¿Te animas? Vamos con el paso a paso

  1.  Quita las semillas o carozos de la palta, lávalas y sécalas. Guarda las semillas en la heladera hasta que tengas tres semillas listas para usar. 
  1.  Pon 6 tazas de agua en una olla y ralla las semillas dentro. El color de la semilla rallada será blanco pero se volverá naranja. Deja hervir y luego, deja cocer a fuego lento durante 30 min.
  1.  Cuela el agua y deja enfriar. Luego, coloca tres tazas de este agua en una botella con ¼ de taza de tu shampoo líquido natural, ¡que puede ser el de avena!

¿Te animas a preparar tu propio shampoo natural? ¡Te leemos!

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress
Error: No hay una cuenta conectada para el usuario 17841406733242418.
Total Page Visits: 282
Celeste Condoleo

Celeste Condoleo

Content Creator & Writer. Sígueme en @celestcondo o envíame un e-mail a celeste@vidaverde.co

También Te Podría Interesar:

×
×

Carrito