Cómo Hacer Leche de Almendras

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Cómo Hacer Leche de Almendras

¿Quieres incorporar esta fabulosa bebida vegetal? Te contamos cómo hacer leche de almendras paso a paso, sus variantes y sus beneficios.   

Si eres intolerante a los lácteos o simplemente buscas un cambio, esta es tu receta. Es una gran alternativa a la leche de vaca, ideal para darle un gusto especial a tu café y a tus smoothies. Una vez que sabes cómo hacer leche de almendras, la puedes usar en postres, sopas y salsas.

Pasos para su elaboración casera

Si te preguntas cómo hacer leche de almendras, toma nota de estos simples pasos. Es súper fácil de preparar e increíblemente versátil. Ten a mano una licuadora y una tela limpia (o un filtro fino, gasa o bolsa para leches vegetales).

  1. Remoja 1 taza de almendras (100 g) en agua durante 8 a 12 horas o toda la noche.           
  2. Enjuaga las almendras y quítales la piel (opcional).
  3. Colócalas en la licuadora con 3 tazas de agua.
  4. Licúa al máximo durante unos minutos hasta dar con una pasta suave.
  5. Vierte la mezcla sobre el paño o colador de tela y exprime la leche. La pulpa queda en la tela y se puede guardar seca en un frasco para hacer queso, harina o chocolate untable.
  6. Filtra la leche en una botella hermética y llévala al refrigerador. Allí durará unos 3 días porque no tiene aditivos ni conservantes.

Variaciones sobre la receta básica

¿Cómo hacer leche de almendras y darle un gusto especial? Aquí te dejamos algunas variedades:

Propiedades nutricionales

Ahora que sabes cómo hacer leche de almendras, exploremos sus beneficios:

  • Es baja en calorías.
  • No contiene lactosa, colesterol, grasas saturadas ni gluten (apta para celíacos).
  • Te aporta minerales, vitaminas, fibra y energía.
  • Retrasa el envejecimiento celular por sus antioxidantes (vitaminas E y B2). La B2 fortalece uñas, pelo e hidrata la piel.
  • Protege el sistema cardiovascular.
  • Regula la velocidad de absorción de los azúcares.
  • Al igual que los frutos secos, es una buena fuente de calcio.  

Cada 100 gramos, recibes:

  • Proteínas: 4.8 g
  • Fibra alimentaria: 0.8 g
  • Hierro: 5 mg
  • Calcio: 200 mg
  • Fósforo: 220 mg
  • Potasio: 200 mg

Leches vegetales con otras nueces

¿Te gustaría probar otras leches de nueces? Cuentas con varias opciones plant-based. Recuerda que el fruto seco que elijas no debe tener sal. El procedimiento es el mismo, pero cambia el tiempo de remojo:

  • Almendras: 8 a 12 horas
  • Avellanas: 8 horas
  • Macadamias: 8 horas
  • Cacahuetes: 8 horas
  • Piñones: 8 horas
  • Pacanas: 4 a 6 horas
  • Nueces: 4 horas
  • Anacardos/Castañas de cajú: 2 horas
  • Pistachos: no necesitas remojarlos
  • Nueces de Brasil: no necesitas remojarlas

Tip extra: Para rebozar tus comidas, reemplaza el huevo con 2 cucharadas de leche vegetal + 1 cucharada de harina de garbanzos (soja o maíz).  

Ahora que sabes cómo hacer leche de almendras, cuéntanos cómo la tomas y en qué recetas la agregas.

¡Amamos leerte!

Total Page Visits: 1596
Ana Kerman

Ana Kerman

Editor & Content Creator | ana@vidaverde.co

También Te Podría Interesar:

×
×

Carrito