Guía para identificar plantas silvestres comestibles

No todas las hierbas que nos rodean son malezas, aunque muchas veces las arranquemos sin piedad de nuestros jardines porque creemos que son molestas o invasivas en el huerto. De hecho, algunas de las “malas hierbas” que exterminamos son una gran fuente de nutrientes, y ¡totalmente gratis! Si quieres incursionar en las plantas silvestres comestibles, puede que tengas que confiar en tu ingenio y en tu conocimiento, pero existen algunas reglas que tienes que conocer para identificar plantas silvestres de forma segura

No es tan difícil como parece; hay muchas hierbas silvestres que puedes encontrar en tu patio o plazas de tu ciudad, y son seguras para el consumo humano. En este post, te guiaremos en tu recorrido para que puedas identificar y recolectar plantas silvestres que puedes incorporar a tus comidas. 

Reglas de oro para recolectar plantas Silvestres comestibles

Antes de que comiences con la labor de recolección de plantas silvestres, es muy importante que sigas ciertas reglas para prevenir intoxicaciones.

1. Nunca comas nada que no puedas identificar con seguridad 

Aunque muchas plantas son seguras, puede que te topes con algunas que pueden hacerte daño. Esto es especialmente cierto en el caso de las setas, que pueden ser mortales si te equivocas. Aunque esto no suele ser tan peligroso en el caso de las plantas, algunas pueden causarte intoxicación y dolores estomacales si las consumes en cantidades altas. Si no sabes qué es, ¡no lo comas! 

2. No comas nada a menos que sepas cómo prepararlo adecuadamente

o al menos sepas qué parte de la planta es comestible (como las bayas) y qué parte no lo es (como las hojas). Si tiene semillas o frutos secos en su interior, ¡también pueden ser peligrosos!

3. Observa las hojas y las flores de la planta 

¿Se parecen a las de otras plantas comunes? Si no es así, pueden ser venenosas o alucinógenas. Algunas plantas tienen hojas especializadas que les ayudan a sobrevivir en su entorno. Por ejemplo, muchas hierbas tienen hojas anchas porque necesitan más superficie para la fotosíntesis, lo que significa que son mejores para fabricar su propio alimento a partir de la luz solar en lugar de depender de otras fuentes, como los insectos o los hongos.

4. Sólo come las partes de la planta que están en temporada, cuando son más sabrosas

Las frutas en verano, las verduras en primavera, la corteza o las raíces en cualquier momento del año.

5 plantas silvestres comestibles 

1. Stellaria Media (Pamplina)

Es originaria de América tropical, pero se ha introducido ampliamente en otras regiones. Crece en zonas perturbadas, como campos y bordes de carreteras, y puede encontrarse en lugares donde se ha despejado la tierra para la agricultura. También se puede encontrar creciendo en suelos que han sido previamente cultivados.

Las hojas son comestibles, y pueden utilizarse en ensaladas o cocinadas con otras verduras. Los tallos también son comestibles, aunque no son tan tiernos como las hojas. Las raíces de la pamplina se utilizan con fines medicinales para tratar las infecciones de la piel y las quemaduras.

hierbas silvestres comestibles

Tiene un tallo liso y hojas con bordes dentados. Las hojas son verdes con manchas blancas.

Las flores son blancas con centros amarillos que parecen estrellas cuando se abren por la noche, de ahí su nombre “Stellaria Media” que significa “parecido a una estrella”. Tienen cinco pétalos y crecen en racimos en la parte superior de los tallos.

2. Diente de león (Taraxacum officinale)

Las hojas de diente de león se utilizan frescas o secas en ensaladas. Pueden comerse crudas o cocidas y pueden añadirse al caldo de la sopa, además de usarse para el pesto. Los dientes de león son ricos en vitaminas A, complejo B, C y D y en minerales como el hierro, el zinc y el potasio. Se encuentra fácilmente en los caminos, pastizales, prados, cultivos de siembra directa. En muchas regiones de Europa se preparaba una mermelada de sus flores y también se prepara un vino de diente de león.

hierbas silvestres comestibles

Los dientes de león son plantas perennes con tallos altos que producen flores amarillas brillantes en primavera y verano. Las hojas tienen bordes dentados y crecen enfrentadas en el tallo (no alternas).

3. Ortiga (Urtiga)

Las ortigas son ricas en vitamina C y potasio. Las hojas se utilizan como ingrediente en la cocina, pero también se usan para hacer hirviéndolas en agua. 

Es muy fácil de identificar y se encuentra en la mayoría de los países del mundo.

Se pueden comer crudas o cocidas y tienen un sabor ligeramente parecido a la nuez. Deben recogerse cuando son jóvenes (antes de que florezcan), ya que las hojas más viejas pueden causar erupciones en la piel si tiene contacto con la piel directamente.

hierbas silvestres comestibles
Planta de ortiga florecida

Las hojas de la ortiga crecen en tallos huecos que suelen medir entre un metro y un metro y medio de altura. Las hojas tienen bordes dentados y están cubiertas de finos pelos que pican cuando entran en contacto con la piel o la ropa.

Las flores de la planta son pequeñas y de color blanco verdoso, y crecen en racimos en la parte superior del tallo, debajo de donde empiezan las hojas. Las flores de la ortiga florecen a finales del verano o principios del otoño, dependiendo de tu ubicación.

4. Verdolaga 

La verdolaga contiene más ácidos grasos Omega-3 que cualquier otra verdura de hoja verde, por lo que es especialmente buena para la salud cardiovascular. Tiene propiedades antiinflamatorias y se usa como analgésico, antioxidante y estimulante de la circulación. Es otra hierba silvestre que se encuentra en casi todas las regiones, excepto en los climas muy fríos. Tiene un sabor ácido y alimonado, y sabe muy bien en ensaladas o como acompañamiento.

La verdolaga es una planta anual con hojas carnosas, tallos y flores. Tiene una gruesa raíz pivotante que puede crecer hasta 2 metros de profundidad en el suelo. Las hojas tienen forma ovalada con bordes lisos y suelen ser de color verde rojizo. Los tallos suelen ser rojos o anaranjados, pero también pueden ser amarillos o blancos. Florece durante todo el verano y el otoño, produciendo pequeñas flores amarillas con cinco pétalos cada una.

5. Quelite cenizo 

Tiene gran valor social y de identidad nacional mexicana, donde crece espontáneamente en los caminos y hasta se cultiva en varias regiones. Pueden llegar a contener 6 g de proteína por porción de 100 g, superior al contenido de muchas verduras. Son fuentes importantes de vitaminas A, B y C, además de calcio, potasio, magnesio, fósforo, hierro y zinc. En los mercados se encuentra en manojos, de febrero a noviembre, y su venta se incrementa de julio a septiembre. Las hojas y tallos tiernos se cuecen al vapor, se fríen y se consumen, como los demás quelites, en salsas o ensaladas.

La planta puede crecer hasta 3 pies de altura y tiene hojas de color verde brillante con bordes dentados. Las hojas son estrechas en la base del tallo pero se vuelven más anchas hacia la parte superior.

Las flores son blancas o blanco-rosadas y tienen tallos largos que cuelgan por debajo de las hojas. Las semillas parecen pequeñas protuberancias negras o marrones en la parte superior de la vaina (cabeza de la semilla).

Hay muchas plantas silvestres comestibles que puedes encontrar en los campos, plazas de tu ciudad, y hasta en tu propio jardín. Esperamos que esta información te haya servido para entender un poco más sobre sus características y propiedades. Antes de recolectarlas e incluirlas en tus recetas, es importante que tengas en cuenta esta guía de recolección para elegirlas de forma cuidadosa y segura.

Total Page Visits: 112

También Te Podría Interesar:

×
×

Carrito