5 Formas En Las Que El Queso Puede Afectar A Tu Salud

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

5 Formas En Las Que El Queso Puede Afectar A Tu Salud

“Si no existiera el queso sería vegan” escuchamos muchas veces, ¿no? “Dejo todo menos el queso”. Si bien es un alimento básico y de consumo diario para muchas personas, la ciencia nos demuestra que el queso puede afectar negativamente nuestra salud. 

La buena noticia es que la versión sin crueldad animal, a base de plantas y con unos sabores increíbles también existe. Pero, primero, veamos por qué deberíamos dejar el queso. 

1: Es una fuente de grasas saturadas

En los últimos años, el consumo de queso aumentó considerablemente, convirtiéndolo en una de las principales fuentes de grasas saturadas y colesterol. En Estados Unidos, su consumo se ha triplicado desde 1970. Pasó de 3,63 kilogramos anuales a 10,43. 

Entre otras variables, esta suba ha provocado un aumento de la obesidad infantil y adulta. El exceso de grasa o de colesterol “malo” puede provocar diversas enfermedades

Las personas con obesidad sufren mayores riesgos de sufrir diabetes, hipertensión, dislipidemia, enfermedades cardíacas, problemas óseos y articulares, algunos tipos de cáncer, entre otros. 

Lácteos

2: La evidencia marca una estrecha relación con el cáncer de seno

En el 2019, un comité de 12.000 médicos en Estados Unidos advirtió sobre el cáncer en los quesos.  A su vez, pedían que los envases de los quesos incluyan una advertencia sobre los posibles efectos cancerígenos de su consumo.

Otro estudio financiado por el National Cancer Institute analizó la ingesta de 1.941 mujeres diagnosticadas con cáncer de seno. Los datos son claros: entre las consumidoras de quesos (cheddar y crema), el riesgo de desarrollar cáncer de mama se incrementa en un 53%. Los componentes de los lácteos como las hormonas de crecimiento se sitúan entre los principales motivos de riesgo.

Pero el queso no es el único que puede afectar la salud. Los lácteos en general pueden ser el motivo del desarrollo de cáncer. Un nuevo estudio, publicado en International Journal of Epidemiology, evidencia la estrecha relación entre el consumo de lácteos y el cáncer de seno. 

3. Puede contener pus de las infecciones de las vacas

Lo sabemos: da disgusto de solo pensarlo. Pero es real. Muchos quesos se elaboran con cuajo, una enzima procedente del revestimiento del estómago de las vacas y los terneros. 

De hecho, aunque se crea lo contrario, la mayoría de los quesos no son vegetarianos, ya que contienen cuajo. 

Según The Vegetarian Society, “la fuente tradicional de cuajo es el estómago de los terneros recién nacidos sacrificados. Los quesos vegetarianos se fabrican con cuajo de fuentes fúngicas, bacterianas o de microorganismos genéticamente modificados”. 

Debido a que contiene cuajo, el queso también puede contener pus de las infecciones de la vejiga de las vacas

Las vacas son consideradas máquinas productoras de leche: son inseminadas a diario, manipuladas genéticamente y están llenas de antibióticos y hormonas que las hacen producir más leche. 

Todo ese sufrimiento está presente en los quesos. 

4: Tiene alto contenido de sodio 

¿Recuerdas esa adicción al queso? ¿Esa sensación de que podrías comer infinitas porciones? Se debe al alto contenido de sodio, que permite comer en exceso con muchísima más facilidad.

Este alto contenido de sodio presente en los quesos tiene su origen en la sal que se añade a la leche durante el proceso de fabricación. El exceso de sal, en cualquier tipo de alimentación, puede contribuir al aumento de la tensión arterial y al desarrollo de enfermedades cardíacas. 

5: Puede causar estreñimiento

El queso no contiene fibra, por ende, su consumo puede causar estreñimiento. La fibra es un carbohidrato esencial para digerir correctamente los alimentos. En general, la ingesta excesiva de lácteos puede causar estreñimiento.

Además, el queso contiene lactosa, un azúcar que muchas personas no pueden digerir, debido a que sus cuerpos carecen de la enzima que la descompone. En estos casos, el consumo de queso puede provocar problemas digestivos como gases e hinchazón. 

Alternativas A Base de Plantas

Si crees que decirle adiós al queso de origen animal es lo mejor para tu salud, es momento de decirle hola al maravilloso mundo de quesos veganos. Los hay de almendras, castañas de cajú, nueces y todo tipo de semillas. 

Puedes encontrarlos listos para consumir en mercados naturales o prepararlos con tus propias manos. Hay una variedad casi infinita de recetas. La clave está en investigar un poquito, ponerte al tanto de sus ingredientes y formas de almacenamiento y… ¡crear! 

Te compartimos algunas recetas plant-based de los típicos quesos. Para que no extrañes tanto. 

Queso Crema

Tofu, salsa de soja, aceite de oliva, ajo y las hierbas que más te apetezcan. Créenos: tiene una textura excepcional y un sabor de-li-cio-so. Para untar en tostadas, con apio o zanahoria o encima de tus ensaladas. Aquí encuentras la receta. 

queso
Crédito: delantaldealces.com

Queso Parmesano

A falta de una receta, te compartimos tres. Haz clic aquí para crear tu versión del queso parmesano o queso rallado. Le decimos rawmesan y es una belleza súper nutritiva, ideal para espolvorear en pastas, guisos y ensaladas. 

rawmesan

Queso Cheddar

¿Pensabas que nunca más comerías nachos con cheddar? ¡Todo lo contrario! La versión vegana es súper simple de hacer y muy rica. Aquí abajo te compartimos la video-receta y en este link encuentras el paso a paso de los nachos con cheddar veganos. 

Queso Vegano

Si quieres zambullirte un poco más en el mundo de los quesos veganos, te dejamos este artículo con explicaciones, ingredientes y recetarios. Enjoy!

queso vegano

¡Cuéntanos si eres team vegan cheese!

Total Page Visits: 489
Celeste Condoleo

Celeste Condoleo

Content Creator & Writer. Sígueme en @celestcondo o envíame un e-mail a celeste@vidaverde.co

También Te Podría Interesar:

×
×

Carrito